¿Qué hacer en Altea?

orem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation

¿Qué hacer en altea? Los mejores planes

Altea no es solo una de las localidades más bellas de la Costa Blanca, es también un lugar único para disfrutar del tiempo libre con un sinfín de actividades para todos los gustos y edades.

Recorrer su casco antiguo y contemplar sus maravillosas vistas desde alguno de sus miradores, que le han valido el título de Cúpula del Mediterráneo, será sin duda tu primer paseo, pero tienes muchas más experiencias inolvidables a tu alcance. Desde descubrir la naturaleza que la rodea, recorriendo alguna de las rutas de senderismo por la cercana Sierra Bernia, hasta alquilar un barco y llegar a a sus paradisíacas calas para darte un baño en aguas turquesas o practicar snorkel. Y no nos olvidemos de que Altea cuenta con los mejores sitios donde comer.

Actividades culturales

Parte del encanto de este enclave privilegiado de la costa alicantina está en el ambiente tranquilo y bohemio que se respira en sus calles y plazas, aunque en los meses de verano, su población se duplica y la animación llega en forma de conciertos, festivales de música, muestras de jazz, blues, música coral, teatro, danza... En espacios como el auditorio de la plaza del Agua o en la misma plaza de la Iglesia no es extraño que te encuentres con alguna actuación que aporte aún más encanto al lugar.

Punto importante de encuentros culturales es también el Palau de Altea. Además, en las coquetas calles de Altea encontrarás interesantes galerías de arte en las que quizá descubras esa pieza tan especial que estabas buscando.

Relax bajo el sol

Sin duda las playas de Altea son otra razón, más que suficiente, para visitarla y disfrutar de la esencia mediterránea. En sus más de 6 kilómetros de costa, Altea te ofrece playas y calas perfectas para descansar, desconectar, tomar el sol y refrescarte en aguas cristalinas.

La mayoría son playas de cantos rodados y en ellas el turismo masificado no existe. Tienes playas con todos los servicios que puedas necesitar: tumbonas, sombrillas, duchas, chiringuitos, lo que quieras. La playa L’Espigó, la Playa de la Roda, las playas de Cap Blanch y Cap Negret o la espléndida playa de L’Olla son solo una pequeña muestra.

Si lo prefieres, Altea guarda entre acantilados calas llenas de encanto, como la cala Mascarat o cala Solsida donde disfrutar de un entorno natural único. Buena opción para descubrirlas es alquilar un barco y recorrer la costa a tu ritmo, fondeando donde quieras para contemplar toda su belleza.  

Actividades acuáticas

En Altea, el mar es un privilegio que hay que aprovechar al máximo. No solo tienes la opción de alquilar una embarcación y hacer tu propia ruta marítima, los amantes del snorkel y del submarinismo no perderán la ocasión de descubrir los bellos fondos marinos de la bahía. Si prefieres disfrutar del mar en superficie, las opciones son infinitas. Vela, paddle surf, kayak, piragüismo, motos de agua…en el Club Náutico de Altea o en el puerto deportivo Luis Campomanes, Marina Greenwich, tienes una amplísima oferta de actividades para disfrutar del mar divirtiéndote y haciendo deporte.

Compras

Pasear por las calles empedradas, entre casas blancas adornadas con flores, es un placer en sí mismo, pero, además, en tu recorrido encontrarás numerosas tiendas de artesanía local a las que resulta difícil no entrar. La mayoría son comercios, pero también talleres, donde poder adquirir trabajos artesanos de gran calidad. Cerámica, artículos en cuero, delicados objetos de cristal y también prendas y complementos de moda, en ese estilo boho – chic tan representativo del ambiente bohemio y personal de Altea.

La zona de la plaza del Ayuntamiento y las calles aledañas son perfectas para encontrar todo lo que necesitas y también esa pieza única, tan especial para ti o para regalar. Zapaterías, jugueterías, regalos,  alimentación…

Merece la pena visitar el mercado municipal y si tienes oportunidad, no te pierdas el mercadillo semanal que tiene lugar todos los martes no festivos, por la mañana, en el Cami d’Algar y Carrer de la Filarmónica.

Visitas guiadas

Especialmente durante los meses de verano, tienes la oportunidad de conocer Altea en profundidad apuntándote a alguna de las visitas guiadas previstas, sobre las que te puedes informar en la Oficina de Turismo de Altea. Hay mucho que ver en Altea. Acercarte a Altea la Vella, la antigua villa origen de la Altea actual, hacer la ruta Camí del Peix, para descubrir la esencia marinera de Altea siguiendo el camino que hacían los pescadores desde la playa hasta el mercado para vender sus capturas, o contemplar el bello entorno natural del río Algar son solo algunas de las apetecibles e interesantes propuestas.

Naturaleza y senderismo

Altea no solo te ofrece su mar, sino también su montaña a través de los senderos que recorren la cercana Sierra Bernia, que separa las comarcas de la Marina Alta y la Marina Baja. Otra buena opción, especialmente recomendable si vas con niños, es dejarte seducir por el asombroso paraje de las Fuentes de Algar, muy cerca de la localidad de Callosa d’En Sarriá, a unos 15 kilómetros de Altea. Sus cascadas, fuentes y pozas, donde poder disfrutar de un baño en agua dulce, son un regalo de la naturaleza. Si quieres, no muy lejos tienes el Parque Natural Serra Gelada, un entorno de alto valor ecológico donde mar y montaña se funde en paisajes difíciles de olvidar.

Salir en Altea

La oferta para disfrutar de Altea continúa cuando el día llega a su fin. Además de contar con numerosos restaurantes donde saborear la mejor gastronomía alicantina, también encontrarás excelentes propuestas de ocio nocturno. En el mismo casco antiguo, tienes coquetos locales para tomar algo, muchos con estupendas terrazas de ambiente chill- out, que miran al Mediterráneo mientras éste descansa. El paseo marítimo es también un lugar perfecto para finalizar la jornada en una terraza al borde del mar. Si lo prefieres, los puertos de Altea son el sitio ideal para tomar algo al atardecer o para reponer fuerzas después de haber disfrutado de un agradable paseo en barco.

Fiestas en la zona de Altea

En Altea siempre hay algo que ver, que hacer y que disfrutar, pero si tu visita coincide con la celebración de alguna de sus fiestas tradicionales, la experiencia resultará aún más inolvidable.

La mágica noche de San Juan, en junio, las fiestas de San Pere y la Virgen del Carmen, con las maravillosas procesiones marineras sobre las olas, las fiestas patronales y los Moros y Cristianos, que toman las calles a finales de septiembre o el impactante Castell de l’Olla, un magnífico espectáculo pirotécnico de luz, sonido y pólvora son algunos ejemplos de todo lo que Altea ofrece a quien la visita, para que, cuando se marche, ya esté pensando en volver.

You Might Also Like This...

Share The Article

Descuento -50€ Alquiler Puesta de Sol o Amanecer